sábado, 22 de marzo de 2014

Extractos del diario de un Montañero - Ascensión al Perdiguero (3.221 m.)

Quiero estrenar este blog con la descripción de las
dos rutas más conocidas a la cumbre del pico Perdiguero, uno de los gigantes de la comarca pirenáica de la Ribagorza. Esta cumbre de 3.221 m. es la tercera en importancia (después de Aneto y Posets) entre aquellas que pueden alcanzarse desde la zona de influencia del Valle de Benasque. Dichas rutas se toman desde dos valles bien diferenciados, ambos con caudal fluvial tributario al río Ésera, corriente principal que surca, de NE a SO, todo el Valle de Benasque.  La primera parte desde el Valle de Estós y la segunda desde el barranco de Literola.



Desde Estós



Ascensión desde el refugio de Estós 1.890 m.  
Fecha:27de mayo de 1994 (viernes)
Desnivel 1331 m.
Tiempo total ascenso: 5h.45’
Permanencia en cumbre: 15’
Tiempo total descenso: 4h.40’ (parada de 1h. incluída)
Climatología: Despejado, vientos flojos y frío intenso.
Clasificación técnica: En Invierno y principios de Primavera es una ascensión con carácter propio de auténtica “Alta Montaña” (imprescindibles nociones de técnica invernal y uso de crampones y piolet)
Cartografía recomendada: Ed. Alpina, hoja 1106 (Posets- Perdiguero)  


Tiempo Parcial (00’) Tiempo Acumulado (00:00’) 1.890m. Desde el refugio se toma el sendero GR11 con dirección a la entrada del Valle de Estós (es decir, el camino de regreso hacia la Cabaña del Turmo y Campamento de San Jaime) hasta encontrarnos con un indicador que señala “hacia Molseret”. El sentido común y las guías existentes nos obligarían a descender hasta la palanca del Turmo y una vez allí volver a salvar penosamente un desnivel de casi 1500 m. En nuestro caso hacemos caso a la experiencia del guarda del refugio y  sin perder altura nos separamos del GR11 dejándolo a nuestra derecha y en pocos minutos entramos en una vaguada herbosa. A los pocos metros de entrar en la vaguada nos vemos obligados a cruzar un arroyo; el problema se resuelve sin mayor complicación.

TP (20’) TA (00:20) 1.800m. Pasamos ante la cascada de Molseret (a nuestra izquierda) y vadeamos el torrente. Salimos a un espacio abierto y nos internamos en un espeso bosque de abedul al tiempo que el sendero asciende en fuerte pendiente hacia el N., orientándonos hacia la base de la Tuca Gargallosa, gendarme rocoso anejo a la cara sur del Perdiguero. En nuestra progresión aún salvamos dos cauces más pertenecientes al sistema del Turmo.

Conforme avanzamos, las cumbres del macizo del Posets a nuestra espalda empiezan a verse bañadas por el incipiente Sol primaveral. Ni una sola nube a la vista.

Continuamos con rumbo N. aproximándonos a un hombro montañoso siempre cubierto por verdes pastos.


TP (01h.40’) TA (02:00) 2.200m. Doblamos por encima del hombro montañoso tras remontar a lo largo de un barranco seco y profusamente sembrado de rocas. Hacia el fondo del valle hemos divisado las construcciones de la “Casa Cuartel” (así denominada en los mapas) casi a 500 metros por debajo de nuestros pies. Tras bordear a cierta distancia la base de la pared oriental de la Tuca Gargallosa  nos encontramos con los primeros neveros importantes, todavía alternados con canchal, hasta que poco a poco alcanzamos la base occidental del Perdigueret. Hacia el NW, la empinada pala de nieve que se abre ante nuestros ojos nos anuncia que estamos en el último repecho hacia el Collado Ubago. Tras comprobar que tras la helada de esta noche la nieve aún mantiene una considerable consistencia, optamos por calzarnos los crampones  lo que nos permite progresar con mucha más seguridad
El Collado Ubago

TP (01h.35’) TA (03:35) 2.750m. Alcanzamos el Collado Ubago y la vista nos sobrecoge: hacia el N. todo el Pirineo francés  parece multiplicarse en cientos de espejos; cientos de cumbres, agujas y crestas que se van difuminando en la distancia nevada al tiempo que devuelven destellos cristalinos al sol que las baña. La masa blanca de los picos de Cabrioules, todos superando los 3.000 m., parecen entroncar con la ya cercana arista del Perdiguero.

TP (30’) TA (04:05) 3.000m. Nos movemos cercanos a la arista, a veces haciendo equilibrios sobre los movedizos bloques del canchal a veces vadeando neveros cada vez menos consistentes. Por suerte el itinerario está señalizado por algún que otro hito y finalmente ya progresamos por el lomo nevado de este gigante pirenáico.
A partir de ahora nuestro caminar se hace trabajoso al tener que superar fuertes pendientes nevadas las cuales nos parecen todas candidatas a situarnos en la cumbre definitiva pero, una vez remontadas, nos vemos descendiendo hacia un nuevo collado para, una vez abajo, volver a lanzarnos hacia otro pingorote más alto. Así de esta forma, la Montaña no se contenta tan solo con hacernos subir y bajar con nuestros fatigados huesos a cuestas, sino que además parece que quiera conseguir  el mismo efecto sobre nuestro ánimo. En un par de ocasiones  hemos hecho funambulismo sobre unos tramos de arista con “patios” de más de 400m. a ambos lados, sobre todo, a la derecha (hacia el N.) la montaña se precipita prácticamente en picado.

TP (1h.40’) TA (05:40) 3.221m. Tras remontar al menos tres “falsas cimas” hacemos cumbre. Si aquí arriba existe hito cimero ó vértice geodésico alguno, este se encuentra totalmente sepultado por la nieve que forma un “domo” perfecto y uniforme. Al fín podemos contemplar la imponente panorámica del Pirineo más espectacular, se ven los circos del Posets y Batisielles, este último presidido por la rocosa y ancha silueta del pico Escorvets y las agudas puntas de Perramó e Ixeia y el primero dominado por la segunda montaña de todo el Pirineo: el Posets, que con sus 3.375 m. despunta ampliamente sobre cualquier otro tresmil cercano.

Hacia Francia, los circos de Arlaud y Gourgs Blancs, y los picos de Gias y Clarabide nos recuerdan que también poseen entidad suficiente para tentarnos a coronar sus cimas.



En la cumbre con el Posets al fondo

Tomamos las fotos de rigor y tras 15 minutos  de permanencia en cumbre (el frío es intenso a pesar de lo soleado del día) descendemos por la misma ruta de ascenso extremando las precauciones y evitando en lo posible los pasos más comprometidos.



                                                                Desde Literola


Ascensión desde la Palanca de Literola 1.620 m. (Comarcal 139 – km.106)
Fecha: 9 de julio de 2005 (sábado)
Desnivel 1601 m.
Tiempo total ascenso: 4h.
Permanencia en cumbre: 35’
Tiempo total descenso: 3h.40’
Climatología: nubosidad variable, vientos flojos y temp. Máx:16ºC; Mín: 8ºC
Clasificación técnica: Ascensión “potente” sin dificultades técnicas en esta época del año (en invierno y primavera se convierte en una “movida” netamente alpina que requiere el uso de crampones y piolet)
Cartografía recomendada: A falta de otra cosa… Ed. Alpina, hojas 1106 (Posets- Perdiguero) y 1107 (Maladeta-Aneto)




El barranco de Literola visto desde la carretera que sube a los Baños de Benasque

El punto de partida de esta ascensión es el Puente (ó Palanca) de Literola 1.620 m. (Comarcal 139 – km.106.) Hay dos accesos válidos desde el extremo derecho del puente: Uno toma una ruta empinada justo donde acaba el puente (carretera arriba)  marcado con pintura roja sobre las rocas, en fuerte pendiente durante los cinco primeros minutos para entroncar con el sendero principal, ya en el bosque. El segundo se toma a la izquierda, carretera arriba,  a cincuenta metros una vez abandonado el puente (ambos accesos convergen en el mismo punto más arriba) adquiere mayor definición despejándose tras quince minutos de marcha.
                                                     Desde el Valle de Literola hacia el Sur

Ambas opciones nos conducen hacia el interior de un bosque donde la senda
El camino bordea por la derecha un promontorio herboso conocido como “Turonet del Amorriador” y mantiene cierta altura sobre la orilla izquierda del barranco de Literola.
(60’)  Poco a poco se gana altitud hasta mantenernos alrededor de los 1800 m. pasando por la cabaña del Forcallo, a unos 60 metros por debajo de la línea del sendero, el cual gira hacia el N para ganar 200 m. y termina enfilando al W donde se alza un contrafuerte con magnífica cascada.
Salvando el último obstáculo antes de llegar a la Laguna Inferior de Literola

(15’) 2300m.: Dejamos a la izquierda una pequeña lagunilla encastrada en la roca; luego se bordea por la izquierda un nevero para ganar 200 m. más y la ruta se encajona en una pequeña vaguada herbosa que se traza pegada a la base meridional del pico de Remuñe. Un par de cientos de metros más adelante la vaguada alcanza su punto más alto para descender inmediatamente hasta situarnos a 2500m.de altitud, en la orilla de la Laguna inferior de Literola.



                                                                                                 Laguna Inferior de Literola

(30’) 2510 m. Bordeamos la laguna por la derecha cruzando un nevero y entramos en el circo inferior de Literola, bajo la imponente cara E. del Perdigueret.

Después cruzamos hacia la izquierda por el borde superior de la laguna y encontramos los hitos que remontan al W. sobre el circo. Tras salvar una serie de canchales, la senda, ya tan solo indicada por hitos, se interna en sucesivas franjas herbosas que ganan altura rápidamente.

(40’) 2750 m.: Llegamos al Collado Ubago: divisoria natural entre los valles de Estós y Literola. A partir de éste momento empieza la verdadera ascensión al Perdiguero. Siguiendo los hitos nos aproximamos al primer promontorio que nos situaría en la arista del Pico, pero en vez de acometer la subida directamente, la ruta tiende a situarnos en la base de su cara Norte.
 Con todas las precauciones nos mezclamos con el ingente canchal cuyo punto culminante (la arista del Perdiguero) permanece oculto por la movediza masa nubosa.



(60’) 3155 m.: alcanzamos la cresta Una tras otra, las antecumbres (3 relevantes en total) se suceden mediando entre ellas una arista relativamente cómoda con escasos pasos comprometidos  que se pueden evitar en su mayoría (atención en caso de niebla)



La arista se presenta en diferentes formas.- unas veces, afilada y vertiginosa, otras suave y compuesta por cascajo menudo. De uno u otro modo, las vistas que a uno y otro lado se nos presentan son francamente espectaculares: Hacia el S. se extiende el Valle de Estós reverdeciendo bajo los tímidos rayos del sol, y la cubeta que soporta los lagos de Batisielles aparece colgada de la vertiente oriental del Valle, perfectamente definidos sus dos vestigios glaciares: Perramó, a la izquierda de la aguja que le da nombre, y Batisielles superior a la derecha.
                                             

 El ibón superior de Literola desde la arista


Hacia el N. los contornos rojizos de los picos de Cabrioules (limítrofe con Francia) y Literola forman circo para albergar el bellísimo Ibón Superior de Literola, de un azul intenso aún veteado de témpanos helados. Todo ello adornado por eternos neveros colgados, de un blanco inmaculado.



Rebasando el Hito del Perdiguero ( 3.176 m.) (obsérvese al fondo la señal que lo identifica)

(35’) 3221 m.: Tras superar la antecumbre definitiva, la llamada Hito del Perdiguero (3176 m.), nos enfrentamos al último repecho alcanzando la cumbre sin complicaciones.



El hito cimero de la cumbre (3.221 m.)


Desde la cumbre (con tiempo claro) y hacia el Oeste, se puede disfrutar de la visión más impresionante del macizo del Posets en su vertiente de Estós. Así como una panorámica inmejorable de los picos franceses: Cabrioules, Gias , Clarabide y Gourgs Blancs (hacia el N.)

Tras poco más de media hora en cumbre iniciamos el regreso por la misma ruta de ascenso.



                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario